martes, 14 de mayo de 2013

Si, lo soy.

Soy el ladrón agazapado
Oculto entre tus necesidades,
Ese que va saldando las cuentas vencidas con asaltos regulares a tu tranquilidad.

Soy el que no esperas cuando estás esperando,
Soy el que encuentra tus desvaríos y los deja jugar en el parque,
Soy quien tiene la experiencia necesaria para sofocar tu ego en preguntas invisibles,
Para que te rindas,
Para que descanses,
Para que sueñes más allá de lo que te dicta la rutina.

Soy tu pesadilla,
La silueta que ves cuando abres los ojos en la oscuridad.
Soy parte de tu precariedad,
El defensor de tus virtudes en el tribunal de tu conciencia.

No me buscas, pero siempre hago que me encuentres.
Soy tuyo, como tu sombra.