lunes, 11 de marzo de 2013

Cuestión de Método.

Guardar silencio y apretar los dientes.
Es cuestión de método
Pasar de largo y no desviar la mirada
No caer en el protocolo de las formas
O en las ansias recien despertadas.

Hay que trepar las horas hasta el atardecer
Con un solo aliento longevo,
Lleva años extinguiendose, paciente,
Consumiendo voluntad,
Jugando sucio todos los días, te llama sin falta.
No se da cuenta que afuera es desierto,
Que el eco no existe en el vacío.

Entonces, llega el día a su final.
Quedan las palabras cansadas en los claustros encogidos,
En los ojos ignorados.